Salud en nuestra casa 1 – El dormitorio

Hibiscus_india Un hábitat saludable beneficia a todos los habitantes de la casa, especialmente a los niños, los ancianos y los enfermos, los más débiles y sensibles. Pero cuando en ella uno de sus habitantes padece una enfermedad de larga duración o con una rehabilitación lenta, acondicionar las estancias para que disponga de un hábitat más saludable le ayudará a fortalecer su sistema inmunológico y acelerar su rehabilitación.
Escribo esta nota basándome tanto en mi experiencia profesional como terapeuta corporal y arquitecta, como en mi experiencia personal. En mi vida he transitado por varios episodios de enfermedades que me obligaron a estar en casa tiempos prolongados.

Hace poco, leí en “La Contra” de La Vanguardia del 5 de diciembre, al médico Jader Tolja en una entrevista de Ima Sanchís, “Los espacios que habitamos cambian nuestra psique”. Cuando le pregunta si hay investigaciones que avalen sus palabras, dice: “Si. Sabemos, por ejemplo, que si desde la habitación de un hospital se ven árboles y verde, la persona ingresada es dada de alta tres días antes que la que no ve verde”.
En casa, además de las buenas visuales, que podemos tener o no, podemos crear un entorno saludable acorde a las necesidades del enfermo y del grupo familiar que convive con él.

Cuidado de los espacios donde el enfermo permanece más tiempo: el dormitorio, el comedor, la estancia y la cocina.
Si la persona está todavía en el hospital podremos acondicionar más fácilmente la casa sin molestarlo. Empezando por el dormitorio, el sitio donde permanecerá la mayor parte del día.

El dormitorio

Sólo durmiendo permanecemos en el dormitorio 8 horas diarias, si estamos enfermos este tiempo por lo menos se duplica. Es muy importante poner atención en la cama, el colchón y la ropa de cama.

Elementos a tener en cuenta:

• Iluminación y ventilación.

Sol y aire suficiente son la primera condición para tener un hábitat saludable. Como dice el refrán “Donde entra el Sol no entra el médico”. La luz del día es estimulante y da alegría. En cuanto a la iluminación artificial, evitar las luces estridentes. Ver https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/02/09/el-sol-gran-sanador-de-los-edificios/

• Las plantas en el dormitorio. ???????????????????????

Si desde la habitación no vemos árboles y aunque los veamos, siempre es saludable tener el verde dentro. Existe el mito de que las plantas consumen gran parte del oxígeno que necesitamos cuando dormimos. Todo depende de la cantidad de plantas, si dormimos en un invernadero estaremos un poco molestos pero dos o tres plantas no son problema y al contrario, mejoran el estado de ánimo, reducen el estrés, relajan, regalan humedad al aire y armonizan el ambiente. Ver: https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/02/01/las-plantas-nuestras-amigas-filtros-vivos-del-aire/

• Los colores.

Si el cuarto tiene colores intensos, estridentes u oscuros será necesario cambiarlos, es conveniente que no haya elementos irritantes o depresivos. Los colores pastel en muros, verdes suaves en cubrecamas con algún toque alegre y con flores en cojines y almohadas son una opción. Los colores producen vibraciones acordes a la intensidad del color, cuidar también los colores de las sábanas y de la ropa que esté en contacto con la piel, elegir colores neutros. Si debemos pintar, usar pinturas ecológicas naturales. Ver también: https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/06/16/los-colores-y-la-armonia-en-nuestra-vivienda/

Elementos que pueden perturbar el descanso.

  • Cuadros estridentes, objetos agresivos o con historias complicadas.

Las imágenes que nos trasladen a espacios naturales son tranquilas y sanadores. De ser posible retirar las bibliotecas, el escritorio y otros elementos de trabajo para no sumar preocupaciones. Dejar en la mesa de noche sólo algún libro o revista en uso.

  • Móviles, tablets y portátiles.

Comunicarnos con amigos y seres queridos alegra la recuperación, pero hay que tomar ciertas precauciones, la contaminación electromagnética nos debilita y baja el sistema inmune. Los portátiles usarlos siempre apoyados sobre una mesa, evitar usarlo en la cama apoyado sobre nuestras piernas y no usarlo cuando está conectado a la red eléctrica. Los móviles (celulares en Argentina), estos buenos compañeros, nos debilitan y su proximidad perturba nuestro sueño, no tenerlos en la mesa de noche. Existen fundas que nos protegen de las radiaciones, yo uso de la marca E Wall, es la única que encontré, a veces se pueden conseguir en España por internet, sino a través de la empresa Purenature que los envía desde Alemania. ¡Ah y no olvidarse de apagar el Wifi cuando no lo estamos usando! En mi experiencia personal estos cuidados me ayudan mucho en el día a día. Respecto a los tablets, que son tan prácticos, no los uso, posiblemente se puedan usar con una tela aislante pegada a la cara inferior, pero no es tan fácil de conseguir. Ver también: https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/05/31/contaminacion-quimica-y-electromagnetica-en-los-hogares/

  • La televisión.

Según los programas que elijamos la televisión puede ser no sólo un entretenimiento sino una conexión con el Mundo y el aprendizaje. ¿Qué pasa con una persona enferma que tiene el televisor frente a su cama? En los sanatorios si la familia lo pide el televisor lo pueden conectar todo el día. Esa ininterrumpida emisión de mensajes, sonidos y ondas electromagnéticas cansan al organismo y dificultan su recuperación. Una buena opción cuando la persona ya puede caminar es que se traslade a otra habitación y permanezca en ella cómodamente sentado un tiempo acotado.

  • La cama.

foto señor enfermoEvitar las camas metálicas, actúan como amplificadoras de cualquier perturbación eléctrica. El metal, buen conductor eléctrico, nos descarga durante la noche, y tiende a debilitarnos. También atrae la radiación electromagnética del ambiente, y nos causa más tensión durante la noche. Una buena opción es la madera maciza: no nos descarga como el metal y nos ayuda a despertamos con más energía y más relajados.
Colocar la cama en un sitio protegido del cuarto, donde no lo afecten ni las corrientes de aire ni las energéticas. Apoyar el cabezal de la cama contra una pared.
De ser posible alejar el espacio de dormir de cables, tomacorrientes y aparatos eléctricos. Lo ideal es que esos elementos tampoco estén del otro lado de la pared donde está la cama, como la encimera de la cocina o todos los aparatos de música y la TV de la zona de estar. No tener un despertador eléctrico en la mesa de noche.
Evitar también apoyar la cama contra una pared lindera a la zona de descargas del baño.

  • Camas y somieres eléctricos.

En lo posible evitarlos, ya que además de elementos metálicos cuentan con una conexión eléctrica directa. Se puede optar por usar almohadas y cojines para facilitar las posturas deseadas.

También podemos encontrar más información en estas notas anteriores: https://habitarenarmonia.wordpress.com/2012/08/27/dormir-en-armonia/
https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/02/23/salud-en-la-habitacion-de-los-ninos/
Respiramos no sólo por la nariz sino a través de la piel de todo nuestro cuerpo. La noche es el momento en el que nuestro organismo trabaja para nuestra curación, es conveniente utilizar para el colchón y la ropa de cama materiales naturales que faciliten este trabajo en nuestro organismo.

  • El colchón.

La mayoría de los colchones que utilizamos incluyen telas y espumas sintéticas, poliéster, telas con propiedades elásticas, espuma de poliuretano, y han sido tratados químicamente. Los colchones con muelles metálicos, los que más se usan en España, producen el mismo efecto que el descripto para las camas metálicas. Lo más aconsejable para un dormir saludable, son los colchones de látex natural que es un material renovable, transpirable, biodegradable y con propiedades antibacterianas y antifúngicas. También hay otros colchones que combinan capas de lana o algodón y látex. Los colchones naturales o ecológicos llevan fundas de algodón u otras fibras naturales.

  • Ropa de cama.

Las sábanas están en contacto directo con el cuerpo, es conveniente usar las de algodón orgánico u otro material natural como el bambú, al igual que para las fundas de las almohadas y cojines. Si en la etiqueta de las sábanas de algodón dice que no se arrugan es porque están tratadas químicamente, las telas de algodón se arrugan. Los materiales más comunes para las mantas y edredones son fibras con altos porcentajes de poliéster o acrílicos. Para una opción más natural podemos encontrar de algodón, lana o edredones de pluma con funda de algodón.
Otros aspectos a tener en cuenta:

Liberar nuestra casa de tóxicos

Los productos de limpieza contienen tóxicos que debilitan nuestro organismo. La cocina y el lavadero, lugar donde se almacenan, son sitios peligrosos, pero su acción se extiende a todos los rincones de la casa, a la ropa que usamos, al aire que respiramos. Una práctica saludable y con buenos resultados, es usar productos biológicos, jabones comunes sin aditivos o en escamas para la lavadora, bicarbonato de sodio, vinagre, limón, los productos comunes que usaban nuestras abuelas.

  • Higiene personal.

Lo mismo sucede con los productos para la higiene personal, tienen aditivos, perfumes y componentes tóxicos que es conveniente no utilizar. En el mercado existen productos biológicos y jabones neutros.

  • La ropa que usamos

Optar por telas fabricadas con productos naturales, algodón, bambú, lana, lino u otros. Las telas con acrílicos, polyester y otros productos químicos no permiten que nuestra piel respire libremente. Poner especial atención en el material de los camisones o pijamas.

En una próxima nota continuaré con los alimentos y las otras habitaciones de la casa.

Para más información pueden ver estos links:
http://www.terra.org/categorias/articulos/pinturas-ecologicas-en-espana
http://www.geoambiental.com.ar/cem.htm
http://www.hogarsintoxicos.org
http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/other/consumiendo-qu-mica.pdf
http://mejorconsalud.com/como-limpiar-la-casa-sin-usar-productos-quimicos/
http://www.ecologistasenaccion.es/article11731.html

Sol agua tierra

Anuncios

Dormir en armonía

       Y finalmente he vuelto a dormir bien…..

He desatendido estos últimos meses el blog ya que decidimos mudarnos y fue una larga búsqueda hasta que encontramos un piso bastante confortable.

Ya instalados la primera noche dormí bien, como me sucedía antes, pensé que sería porque estaba muy cansada, pero no, el placer de dormir tranquila permanece.

Buscamos un nuevo piso porque el sitio donde vivíamos nos resultaba pequeño. Era lo único de aspecto agradable que habíamos encontrado en Barberà del Vallès.

Voy a explicarles cómo era aquel piso y cómo sus características se relacionan con el mal dormir, ya que el ejemplo puede ayudar a otras personas a entender algunas de las causas de que duerman mal.

El piso de Barberà, de construcción relativamente nueva ‒ya tiene 6 años‒, es estándar para clase media, en un nuevo barrio destinado principalmente a familias en crecimiento con niños pequeños. El diseño y la distribución de las habitaciones que proyectaron los arquitectos son buenos, pero los materiales no. Prima la apariencia y no la calidad. Aparentemente pisos, puertas y armarios son de madera de haya, pero no, todo es imitación: plástico veteado como si fuese madera. (Este truco reconoce implícitamente que la madera es mejor.) Los muros no son de ladrillo (o tocho como le dicen en algunos lugares) sino de paneles de yeso que se apoyan sobre una estructura reticular de perfiles de aluminio, sistema que se usa mucho actualmente por la rapidez de su montaje en obra. Por suerte la pintura no era de plástico impermeable, permitiendo así el paso del aire entre moléculas.

Consciente de los problemas que estos materiales causan a la salud, puse especial cuidado en contrarrestarlos mediante el amueblamiento del piso. Elegí muebles de madera, cortinas y cubrecamas de algodón y plantas, muchas plantas para absorber los iones positivos que provoca el exceso de superficies plásticas. (Ver más información en la nota https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/02/01/las-plantas-nuestras-amigas-filtros-vivos-del-aire/)

Pero no fue suficiente, en medio de la noche me despertaba sintiéndome como eléctrica, alterada. En un congreso de Bioarquitectura le pregunté a Mariano Bueno si esos muros con una retícula de perfiles de aluminio tan comunes en la construcción actual, afectan a la salud, me dijo que no, pero sólo si los perfiles de aluminio tenían descarga a tierra. No tenía a quien preguntar, pero deduje que lo más probable era que no la tuviera aquel edificio de construcción rápida (producto de los negocios fáciles de la burbuja inmobiliaria). Y porque, además, hay poca conciencia sobre los perjuicios a la salud que ocasiona el exceso de metales en los edificios. El problema no tenía solución.

También observé que había una excesiva contaminación electromagnética; por las noches nosotros apagábamos el modem, pero al menos 14 vecinos los mantenían permanentemente encendidos. Una potente antena telefónica a dos calles de nuestro piso multiplicaba la radiación en la zona. No dormía bien porque sufría un ataque electromagnético. (Más información en https://habitarenarmonia.wordpress.com/2011/05/31/contaminacion-quimica-y-electromagnetica-en-los-hogares/.

Convencer a los vecinos de un edificio grande de que apaguen el modem por las noches es muy difícil. Existe una solución: colocar pantallas que rechacen la contaminación electromagnética en ventanas y muros exteriores. No quisimos hacer esa inversión en un piso, aunque bonito, con tantos problemas para la salud y que, además, nos resultaba pequeño.

Así que nos fuimos y la solución de mudarnos fue acertada. Esta vez nos dimos tiempo para buscar con cuidado. Tuvimos que cambiar de ciudad, afrontar la mudanza con todo el trabajo y el gasto que implica. Pero valió la pena: ¡he vuelto a dormir!, y por las noches ya no me despierto sintiendo el cuerpo electrizado.

Dejé pasar un tiempo antes de escribir esta nota, para observarme. Ahora puedo decir que dormir bien, sin contaminaciones varias y respirando un aire más puro, es un regalo. Estoy tranquila, me agrada estar en el dormitorio, disfruto el despertar…

Para aumentar el confort en el dormir, les envío una lista de elementos que deberían tener en cuenta al amueblar un dormitorio:

  • Ubicación de la cama. Colocadla en un sitio protegido del cuarto, donde no la afecten ni las corrientes de aire ni las energéticas. Apoyad el cabezal de la cama contra una pared.

  • Los colores. Evitad los colores estridentes. Convienen los pastel o azul, verde y rosa claros.

  • Materiales. Para evitar la contaminación y reducir la producción de iones positivos, evitad los plásticos y derivados sintéticos. En lo posible, que muebles, cortinas, ropa de cama, pinturas y suelos sean de materiales naturales.

  • Alejar en lo posible el espacio de dormir de cables, tomacorrientes y aparatos eléctricos. Lo ideal es que estos elementos tampoco estén del otro lado de la pared donde está la cama, se transmite a través del muro. Apagar el modem y mantener el celular lejos de la mesa de noche.

  • Iluminación. Evitar las luces artificiales estridentes.

  • Cuidar la calidad del aire dando al cuarto una ventilación suficiente.

  • Mantener despejada la pared donde se apoya el cabezal de la cama, sin muebles, estantes con libros, espejos, cuadros u otros elementos que puedan alterar la tranquilidad.

  • Espejos. Para una mayor tranquilidad es aconsejable que no se vean en los dormitorios. Un buen lugar es detrás de una puerta del armario.

  • Cuadros, adornos. En lo posible que no estén ni frente ni atrás de la cama sino en otros sitios del cuarto. Elegid con cuidado los cuadros y adornos que distribuyan en el cuarto. Que transmitan tranquilidad y armonía.

Les deseo felices sueños y un despertar armonioso. Hasta la próxima

El aire que respiramos

El aire que respiramos. ¿Por qué no lo mejoramos?, es fácil

La industrialización, las grandes concentraciones urbanas, la motorización y la falta de vegetación urbana son los principales causantes de la contaminación atmosférica. El aire es cada vez más insalubre en las ciudades.

Vista aérea de Barcelona

Actualmente la contaminación del aire en las ciudades de Barcelona y Madrid es un tema de debate en el gobierno nacional y en el autonómico de Barcelona, reflejado en la prensa de estos días. Más detalles sobre la contaminación en Barcelona (*)

Mejorar el aire en las ciudades es una gran batalla. Pero, ¿por qué no empezar por lo que tenemos más a mano: el aire en la casa o el piso donde vivimos?

Nuestras células se alimentan con el aire que respiramos, es algo aparentemente tan natural que lo usamos sin pensar. Los padres que se ocupan a conciencia de la salud de sus hijos cuidan los alimentos que consumen ‑vemos que cada día aumenta el consumo de alimentos ecológicos, pero no prestan igual atención a la calidad del aire que respiran.

La toxicidad del aire debida a un excesivo número de iones positivos causa estrés, enfermedades respiratorias, debilidad, insomnio y otras afecciones. Nos faltan los iones negativos, que son abundantes en paisajes abiertos, como el campo, la sierra, las montañas o la orilla del mar.

Los ambientes que habitamos están altamente cargados de estática, provocada por el uso de alfombras de material sintético; de pisos, revestimientos y muebles que parecen de madera pero son de plástico, de televisores, el aire acondicionado central, los tubos fluorescentes y los ordenadores. Todos ellos vuelven poco respirable el aire debido al exceso de iones positivos. La polución atmosférica también contribuye al empobrecimiento de una sana ionización.

Para proteger la calidad del aire en nuestras casas debemos estar atentos a todos esos elementos contaminantes, que se han vuelto tan habituales que no advertimos sus efectos perniciosos para la salud.

Mejoremos entonces el aire que nos alimenta, para lo cual disponemos de eficaces amigas que pueden ser nuestras aliadas: las plantas. Si las invitamos a que vengan a casa y se queden allí, con ellas entrarán los iones negativos de los que son grandes productoras. Al poco tiempo los ojos verán mejor, bronquios y pulmones se abrirán más, respiraremos mejor y nuestra salud quedará agradecida.

(*) http://www.ecologistasenaccion.org/article19576.html

http://www.ecoticias.com/co2/28044/

http://domosalud.blogspot.com/2009/01/contaminacin-atmosfrica-en-barcelona.html