Nuestra casa y las emociones 1 – La pareja

Nuestra casa y las emociones

La terapia del hábitat

 

En nuestra vivienda no siempre resulta fácil caminar al mismo ritmo que la vida. A veces nuestra historia personal y nuestras emociones, nos impiden responder con fluidez a las necesidades del grupo familiar.

En mi práctica como arquitecta y terapeuta del hábitat trabajo con las familias los aspectos arquitectónicos y de salud en el hábitat, unidos a los aspectos emocionales de las relaciones entre los miembros de la familia y el uso de los espacios.

Como dice el refrán “Cada casa es un mundo”, cada familia es única con su historia y sus particularidades. Pero existen situaciones comunes acordes a las diferentes etapas de la vida en la que se encuentra la familia a las que me referiré en una serie de notas.

Esta es la primera y se refiere al comienzo de la familia: la formación de la pareja. En las notas siguientes abordaré sucesivamente la llegada del primer hijo, los niños pequeños, la edad escolar, la adolescencia y cerrando el ciclo, la partida de los hijos ya jóvenes, la vuelta a la vida en pareja.

La formación de la pareja                   

Construir el nuevo nido                                                        

El comienzo de la pareja en una nueva casa es variado. A veces parten del “en tu casa o en la mía”, otras se instalan en una vivienda vacía a la cual llevan sus cosas, su historia y juntos van armando ese nuevo espacio donde desarrollarán su vida.

Esta etapa no siempre es fácil e idílica como muestran aquellos cuentos que leíamos en la infancia: “el príncipe y la princesa, se casaron…vivieron en el palacio…fueron felices…y comieron perdices…” En esta etapa inicial de la vida en común se generan tensiones, discusiones y hasta puede llegarse a rupturas de la pareja a pesar del amor que los une. Es difícil que dos personas compartan los mismos gustos y necesidades espaciales, arquitectónicas y de apego o no a los objetos que los rodean.

Respecto al uso de los espacios se suelen manifestarse conflictos latentes acerca del poder o el sometimiento de uno de los miembros de la pareja al otro. Los espacios de la casa no tienen todos la misma jerarquía o el mismo tamaño.

Encontrar el sitio adecuado para que cada uno sienta que no ha perdido su identidad lleva tiempo y un darse cuenta de lo que está pasando.

Cuándo la vivienda es pequeña, o es un estudio las cosas se complican mucho más aún. Hay que encontrar “los rincones” donde cada uno pueda identificarse con quien es donde está su historia y sus objetos que la materializan.

La ayuda que he podido proporcionar en estos casos ha sido una actitud de escuchar y acompañar a cada miembro de la pareja en un darse cuenta sobre lo que necesita para sentirse bien en ese nuevo espacio compartido. Esta experiencia me permite ahora enumerar algunos temas y formular sugerencias que pueden ser útiles para otras parejas.

  • Que cada uno pueda definir qué espacios quiere compartir y cuál desea como lugar propio, el que quiere conservar para sí.
  • Que esta nueva vivienda no necesariamente tiene que ser un “borrón y cuenta nueva”.
  • Que la historia anterior que ha vivido cada uno, antes de formar la pareja, está también presente y que hay que dejar que se manifieste en los objetos que quieren conservar porque son importantes para él o para ella (aunque al otro no le gusten).
  • Que el uso de la vivienda en pareja facilite el uso creativo de los espacios.
  • Que gestionar la convivencia no tiene por qué significar una pérdida de la identidad.

pareja con manzanaUna vez aclarados estos temas y otros que puedan ir surgiendo en cada pareja, les será mucho más fácil resolver los aspectos materiales y arquitectónicos necesarios para el funcionamiento de la vivienda. Y podrán así “Vivir felices comiendo perdices…” con comprensión y armonía.

Anuncios

Una respuesta

  1. Escribes muy bien Victoria, y además me gusta cómo planteas el tema: sencillo, claro y completo. Felicidades…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: